Sembrar Aguacates: aprende cómo

Aprendamos ¡Cómo sembrar aguacates! El aguacate es una fruta deliciosa y a la vez beneficiosa para la salud, además es muy sencillo cultivarla desde casa.

El aguacate es típico de zonas tropicales con climas cálidos; es una planta de hoja perenne, que puede alcanzar hasta 20 metros de altura.

Para que el árbol comience a dar frutos deben pasar al menos 4 años; aunque puede incluso retrasarse y comenzar a producir aguacates a los 7 años de edad.

Beneficios de los Aguacates

El aguacate es beneficioso para la salud en muchísimos aspectos. Ayuda a mantener el corazón sano, controla la presión arterial, y tiene además propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

Regula los niveles de colesterol y azúcar en la sangre, limpia el tracto gastrointestinal, e incluso puede ayudar a ganar masa muscular y ganar peso.

Previene accidentes cerebrovasculares

El aguacate ayuda además a prevenir accidentes cerebrovasculares, y hay estudios que demuestran que los nutrientes presentes en el aguacate pueden incluso prevenir defectos de nacimiento, gracias a sus niveles de ácido fólico,  por lo que es más que conveniente para mujeres embarazadas.

Hay un alto nivel de magnesio y potasio en el aguacate, lo que ayuda al buen funcionamiento del sistema inmunológico y nervioso, y evita la retención de líquidos.

Es multivitamínico

Posee también un  gran grupo de vitaminas (A, C, D, K y B), que fuera de todo lo mencionado son vitales para la salud cardiovascular y el sistema óseo. Ayuda a evitar el estreñimiento, y todo esto es sólo un pequeño ejemplo de los tantos beneficios del aguacate.

Cómo sembrar aguacates

aguacates

El aguacate es una planta sumamente sencilla de cultivar. Lo primero es obtener la semilla, para lo que puedes ir al mercado o tienda más cercanos y buscar un buen ejemplar. Algunos tips importantes a la hora de buscar el aguacate para sembrar, son:

No compres el aguacate si aún no está maduro

Si bien es cierto que al llevarlo a casa, tras unos días, se madurará, el aguacate que se cosecha sin haber madurado no produce una buena semilla.

Mejor resultado obtendrás de un aguacate que, preferiblemente, se haya cosechado estando maduro o que le falte muy poco para madurar.

Una vez en casa, no refrigeres el aguacate que vas a sembrar. El frío va a hacer que tarde más tiempo  en madurar y puede incluso dañar la semilla; es mejor mantenerlo a temperatura ambiente.

Primer paso para sembrar aguacates

Una vez hayas escogido el aguacate que vas a sembrar, el primer paso es abrirlo y extraer su semilla. Para este paso basta utilizar un cuchillo, cortarlo a la mitad y retirar la semilla con una cuchara o cualquier otro utensilio. En este paso no hay que tener mucho cuidado, más que no romper la semilla.

Limpia la semilla de los aguacates

La semilla hay que limpiarla muy bien para poder sembrarla. Puedes utilizar  abundante agua o incluso alguna toalla de papel, de modo que retires toda la pulpa que queda alrededor de la semilla.

Si bien sólo un poco de esa pulpa no hará daño, dejar la semilla muy sucia atraerá insectos y además se descompondrá, y no es muy agradable.

Ahora, hay que sumergir la mitad de la semilla en agua. Sí, sólo la mitad. Para lograrlo, lo usual es utilizar palillos de madera que se clavan en la semilla, aunque también hay quienes suspenden la semilla con una cuerda y debajo colocan un recipiente con agua.

Método más Sencillo para sembrar aguacates

Para el método, más sencillo, simplemente debes tomar 3 o 4 palillos y atravesar con ellos la semilla por el centro, hasta formar una  especie de cruz.

Luego, tomas la semilla y la colocas en el borde de un vaso no muy hondo o cualquier recipiente que permita que el agua toque sólo la mitad de la semilla.

aguacates

Este recipiente con la semilla debes ponerlo en un sitio donde reciba buena luz del sol, y tardará entre 3 y 4 semanas en comenzar a asomar una raíz.

A medida que pase el tiempo verás cómo esta raíz se va alargando, y cuando alcance unos 10 a 15 centímetros aproximadamente, será tiempo de pasarla a una maceta.

No te excedas con el tiempo

Es importante no excederse con el tiempo en esta etapa, puesto que puede descomponerse la planta. Cuando la raíz llegue a máximo 20 centímetros es hora de trasplantar.

Ahora a una maceta con Tierra

La semilla germinada irá ahora a una maceta con tierra, y lo ideal es que ésta esté bien nutrida y ácida (pH entre 5 y 7), para que puedas cosechar el aguacate perfecto.

Al momento de sembrar la planta en la maceta, debes colocarla de manera que la mitad de la semilla quede enterrada y el resto quede por fuera.

aguacates

Si no sabes cómo preparar la tierra no te preocupes, puedes comprar algo de tierra en una botánica, que ya viene con un alto valor nutritivo.

Prepara Composta Facilísimo

O puedes simplemente utilizar la tierra del jardín y días antes preparar un poco de composta, con restos de frutas, verduras, incluso cáscaras de huevo o cualquier otro material orgánico que, al descomponerse, va a mantener tu aguacatero perfecto.

Recuerda que la preparación de la tierra debe ir acompañada de una buena rutina de riego, pero sin excesos.

¡A echar Raíces!

A medida que pase el tiempo debes empezar a notar cómo se extienden las raíces de tu planta. Lo importante allí es no asfixiarlas; si bien hay quienes las recortan para mantener la planta de cierto tamaño y en la maceta, lo ideal es que sólo mantengas la planta en la maceta hasta que las raíces no quepan en ella.

Además, un riego excesivo hará que la tierra pierda nutrientes, lo que no sólo hará el proceso más lento, sino que producirá un aguacate de menor calidad.

Ten en cuenta que, como hemos mencionado, el árbol tardará cuando menos 4 años en producir sus primeros frutos, y eso significa que la planta irá creciendo progresivamente y llegará, tras todo ese tiempo, a alcanzar hasta dos metros de altura.

Por ello, evalúa antes dónde puedes sembrar tu planta de aguacate, de manera que crezca libre y sin riesgos.

aguacates

El aguacate es de las plantas más nobles y útiles para cultivar en casa. De ella puedes aprovechar tanto el fruto como la semilla, y hasta la planta. El fruto es un indispensable en la dieta diaria, contribuye a la salud y además es delicioso y versátil.

El aceite que se extrae de la semilla y de la planta es muy utilizado para el cuidado de la piel y el cabello, por sus propiedades humectantes, y la semilla siempre se puede utilizar para cultivar una nueva planta.

Anímate a sembrar aguacates en casa

Con estos consejos seguro que lograrás una planta hermosa y unos aguacates perfectos. ¡Anímate!

También te puede interesar:

La Peste Negra y El Covid -19 ¿Están relacionados?

Cómo convertir el calendario gregoriano a calendario lunar

4 comentarios en «Sembrar Aguacates: aprende cómo»

Deja un comentario